Cuando un lugar abunda en vidilla, te cuesta dejarlo así que apuras hasta que la luz dice "basta". Pero justo antes de decir "basta" puede que diga "toma" y te haga un regalo. Una de tan memorables ocasiones la tuve a principios del 2010 en el valenciano Clot de Galvany, enclave que, cuando tiene agua suficiente, por albergar, alberga incluso Malvasía cabeciblanca. Ese día la vi pero no se prestó a una foto digna y he preferido mostrar esta otra imagen que presento con intención más poética que documental. Una vez más, como foto de ave es humilde hasta la escasez. Pero mostrar la especie en su entorno no ya de una forma científica si no apuntando maneras sensibles no siempre resulta fácil ya que ha de concurrir un buen puñado de factores. Y los resultados, cuando se alcanzan, dicen lo que la luz me dijo entonces; "toma". Así pues, este es un regalo que quiero compartir con vosotr@s, de parte de la luz y de una Agachadiza común (Gallinago gallinago).

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 apoyado en ventana de observatorio.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    xavi cano martin
    Gracias por tus comentarios salvador, he visto tu galeria y es espatarrant, haver si me decido por los pajaros y les dedico un ratillo, la imagen es preciosa y calida, una gran composicion con los elementos, saludos
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Es como un broche, para finalizar el día. Preciosas las tonalidades y cuidados reflejos. Sin dejar de lado, el curioso pico del ave. Gracias por compartirla! Saludos