Aunque es una especie fácil de ver desde la costa, al menos con binoculares o - mejor - telescopio, el común de los mortales no conoce al Alcatraz atlántico (Morus bassanus) que cría en colonias insulares desde las islas británicas hacia el norte. Y que es un habitual del Mediterráneo ya que cada invierno, para evitar las inclemencias del Atlántico Norte, se refugian en "nuestro mar" centenares de estas aves. A lo largo de todo el año quedan algunos individuos rondando así que no es difícil de ver, si lo buscas. Esta foto está tomada en una salida marina en barco de las que organiza el GEPEC desde Tarragona (Febrero 2010). Los organizadores echan por la borda pescado de descarte para que acudan aves pelágicas como esta y así tenerlas cerca para verlas y retratarlas. En esta ocasión el día estaba - tal como se ve - muy escaso de luz y entre que se mueve el barco, me muevo yo y se mueve el pájaro, resulta casi milagroso captar una toma estable. Resuelvo dicha dificultad a base de tirar en ráfaga e insistir.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. a pulso desde embarcación.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    José Arcos Aguilar
    La has pillao fenomenal, ese ojillo lo dice todo y con una luz estupenda, cuando hagáis otra excursión de esas si no te importa me avisas.., saludos Salvador.
  • Buena e instructiva la explicación, pero a mi lo que me queda sinceramente es el increible sabor de "puro movimiento congelado" y me encanta el resultado, ;)
  • hace 7 años
    Luis Manso
    Me encanta la toma, y la sensación que da con ese desplieque de las alas.
  • hace 7 años
    Bea Grasso
    No tuve oportunidad de avistar a esta especie aún. Es precioso su rostro. Lindísima foto!
    • Bea Grasso :hace 7 años No tuve oportunidad de avistar a esta especie aún. Es precioso su rostro, con sus rasgos finamente delineados... Lindísima foto!
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    Bellisima especie y captada de manera magistral, contando las dificultades de la toma es para admirar más todavía