La familia Laniidae comprende 31 especies. Esta aves son famosas por su hábito de empalar a sus victimas en las espinas de los matorrales e incluso de las alambradas. Semejante particularidad tiene la función de crear despensas a las que recurrir en días de escasez. En algunos casos, también sirve como reclamo para las hembras ya que estas se sentirán atraídas por el macho que luzca la despensa mejor provista. El Alcaudón real (Lanius meridionalis) depreda sobre grandes insectos terrestres (grillos topo, langostas, coleópteros…) y pequeños invertebrados tales como lagartijas, ratoncillos, y pollos de otras aves. Machos y hembras son prácticamente idénticos y miden 24 o 25 cmts. de punta de pico a punta de cola. Típicamente, el Alcaudon real habita terrenos secos, soleados y abiertos con matorrales y otros posaderos desde los cuales acechar aus presas aunque, localmente, también se le puede encontrar en zonas más verdes y frondosas, si bien nunca en el bosque cerrado. Su área de distribución abarca la península ibérica, el norte de Africa y Asía occidental, siempre en climas cálidos o templados y casi nunca por sobre los 1200 mts. de altitud. El individuo que muestro es un inmaduro de la subespecie “koenigi” que habita en las Islas Canarias y que, a diferencia de la subespecie nominal “meridonalis”, no tiene el pecho rosado si no gris claro. Foto tomada en Morrojable, sur de Fuerteventura.

Cámara Nikon D200 con objetivo Sigma 50-500mms. f: 5.6-6.3 apoyado en una baranda de madera. Iso:100 Exposición (v):1/250 segundos Apertura (f):6.3

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Luis Garcia Nieto
    ¡Como se nota cuando un pájaro está cerca!. Vaya nivel de detalle. A pixeles reales se le verían hasta las bacterias, ja, ja. Un bonito retrato de este piratilla. Enhorabuena. Oye, hablando de lo de las despensas, fíjate que yo nunca me he terminado de creerme esa historia. No digo que no existan (de hecho, hace años descubrí una) sino que las crean por casualidad. Me explico; ya sabes que los alcaudones no manejan las patas igual que las rapaces, por lo que para sujetar las presas mientras le arrancan trozos más pequeños para poder tragarlos, instintivamente los espetan en arbustos con espinas. Como son territoriales, a veces tienen pocos sitios donde hacerlo (puede que incluso uno solo) y por tanto es allí donde lo hacen siempre. Una buena racha de presas grandes que no se las acaban y terminan por acumularse, sin que ellos vuelvan a hincarle el pico más tarde. De hecho, son las avispas y otros animales las que se las acaban. En fin, son mis observaciones. Un saludo.
    • Salvador Solé Soriano :hace 7 años Muy interesantes observaciones las que apuntas; buen trabajo de campo que no veo razón para rebatir. Ten en cuenta que, al igual que varía levemente el plumaje de una subespecie a otra, también se diferencian los hábitos y lo que una población realiza de forma fortuita o a penas esbozada puede estar mucho más desarrollado (o menos) en otra población; todo depende, como sabes, de las condiciones del entorno, de la abundancia de recursos, los comportamientos transmitidos, etc... Encantando de leerte en esa línea tan científica, Luis.
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    Tremenda calidad, hermoso ese ambiente que agrega color, se agradece el informe sobre la especie, felicitaciones
  • hace 7 años
    José Arcos Aguilar
    Cuanto detalle.., magnífico el retrato y la descripción.., saludos
  • hace 6 años
    Rafa Mateos
    Fantástica amigo.....
    • Salvador Solé Soriano :hace 6 años Gracias Rafa, no me cansaré de decir que es una gozada ver que hay gente que ojea mis galerías en plan retrospectivo; así, las fotos no caen en el baúl de los recuerdos.