Sin duda la alta montaña (especialmente por encima de los 4000 metros) se puede considerar como un espacio de transición entre la tierra y el cielo, precisamente es esta transición la que he intentado plasmar en la foto. Los montañeros se encuentran subiendo de la Vallee Blanche a la Aiguille du Midi (macizo del Mont Blanc), en segundo plano aparece la esbelta Aiguille du Plan, al fondo e iluminada por el sol la pirámide cimera de la Aiguille Verte. El día era extraño,las nubes y la neblina desdibujaban bastante la silueta de las montañas, el cielo aparece de una curiosa tonalidad azulona.Un saludo.

Nikon D80, piolets, crampones, cuerdas y demás material de escalada

Miguel Ángel Jiménez Tenorio

En fotored desde 03/02/2012

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Brutal.. más aún teniendo la referencia de los que están realizando el ascenso...
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    Bellisima toma, excelente composición, las figuras humanas dan idea de inmensidas y los diferentes planos con la neblina un clima fantástico
  • hace 7 años
    Salvador Solé Soriano
    Una composición exquisita que se apoya en esa fila de diminutas figura humanas, escala de la dimensión wagneriana de un paisaje cuya espectacularidad radica todavía más en la sabiduría del encuadre que en la majestuosa verticalidad de las paredes. El tono del cielo, sí que es extraño, pero verosímil. Excelente tratamiento de la imagen para conseguir el máximo realismo. Un puntazo, vamos.