Con este recorte del 15% del encuadre original, termino mi serie de retratos “étnicos” (al menos, por ahora). Mi intención secundaria es mostrar el grado de detalle que puede conseguirse con cámaras reflex de gama media (por ejemplo, Nikon D7100) si se sabe cómo sacarle partido a sus 24 megapixeles. Pero, en primer lugar, presento la imagen como un pequeño manifiesto contra la moda de los rostros de perfecta textura. Y, sobre todo, en contra de las ediciones tipo “piel de plástico” que se han puesto de moda. Opino que la belleza no consiste en la ausencia de imperfecciones si no en la integración de estas en una honesta aceptación de lo real (fantasías a parte) De hecho ¿Cuantas modelos de éxito son moderada o descaradamente estrábicas? Si las reconocemos como bellas y recordamos que hace quince años no lo hubiesen sido tanto, ¿por qué a los hombres no?: aun hoy, rara vez se ven modelos masculinos estrábicos. “Ojito” pues - valga la alusión - con las modas; evitemos confundir la belleza con los caprichos de una élite. Hemos acabado por comernos todo lo que nos echan, sin filtrar los “inputs” a través de nuestro criterio. Por comodidad, porque no se piensa en lo cotidiano y porque una rana vivirá en agua hirviendo si se le sube la temperatura despacito. Tras esa experiencia “globalizadora” que a nada lleva - la de comernos todo lo que se nos echa - quizás la respuesta pase por repensar el concepto de belleza, para diversificarlo. En ello radica, también, la polifonía humana, de la que tod@s somos responsables por la pequeña parte que nos toca.

Cámara Nikon D7100 con objetivo Nikkor 70-300 mms. f: 4.5-5.6, trípode, cable disparador y espejo arriba. Iso:100 Exposición (v):1/8 de segundo. Apertura (f):9

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 4 años
    marta Liber
    Hermosa la modelo, impresionantes detalles de su piel, gran calidad y belleza en la toma.
  • hace 4 años
    José Biedma López
    La foto es original, interesante, pero muy frustrante; ¡los ojos son el espejo del alma! En cuanto al comentario (con un "si no" que es "sino" ;-))...,  vale esa concepción moralista de la belleza como integración de imperfecciones y aceptación de realidad, pero hay otras (sobre gustos hay mucho escrito que no se lee), más románticas o sublimes; además, también las perfecciones requieren equilibrio para ser hermosas. A favor de la diversidad como vos. "De todo tiene que haber en la Viña del Señor", esa "Gran cadena del Ser", según cuentan los platónicos, incluso tiene que haber gente que prefiera vivir en una república bananera antes que en una democracia aristocrática (sobre todo si ellos mandan), o que crea que es posible volver a la caverna, hermoso copular con animales y sano alimentarse sólo con hierba ;-)).
    • Salvador Solé Soriano :hace 4 años Si, la diversidad pasa por eso de que "de todo ha de haber en la viña del señor", una expresión que suele querer expresar lo poco que nos gusta algo pero, en ocasiones, también incluye la admisión de que en la variedad está el gusto (al menos, hablando de manera genérica). El problema de las modas estético-corporales actuales no es que no tengan su propia y plausible belleza (en sí positiva) si no que se impongan a una población de criterio débil que nunca podrá pagar (y a veces ni pagando) la consecución de semejantes apariencias. Y que restrinjan la apreciación de otros tipos de belleza, o los deje como muy secundarios. Toda cultura impone cánones estéticos y estos suelen ser elitistas. Contra eso, no me parece que quepa pelearse demasiado, salvo promoviendo alternativas y ampliando el abanico. Quienes prefieren vivir en una república bananera, aun para su perjuicio (no valen como ejemplo los que mandan en ellas), sirven para recordarnos lo dulce que son (al menos sobre el papel) las democracias, incluso las aristocráticas al estilo ateniense. Los carvernicolas nunca llegaron a extinguirse y resultan un delicioso contrapunto para valorar el progreso bien entendido. Por ello tiene que haber de todo en la viña del señor, aunque de algunas opciones, mejor que solo queden muestras testimoniales. Gracias por tu estupendo comentario, José.
  • hace 4 años
    Curro Vázquez
    [b]En la creación o recreación del arte se pueden valorar distintos aspectos, una de las opciones es un detalle de la obra que se quiere resaltar, sin menoscabo del resto del trabajo. Resaltar un aspecto, como esa textura imperfecta de piel lejos del ideal de la"moda",me parece acertado. Pienso que no es necesario ir contra corriente ni tratar de copular con una "cocodrila" ni nada de ese tono, pero si es bueno tener criterio propio y no aceptar porque sí lo que diga tal o cual , supuesto, gurú puesto de moda por dudosas campañas del tipo que sea. Me gusta y te animo a seguir regalándonos tu arte con criterio propio, sin necesidad de caer en las muletillas de tantas frases hechas, pero aceptando que la pluralidad de ideas nos hace avanzar y es muy sano ver muchas obras de los demás, afianzando nuestras propias ideas o desestimandolas, naturalmente. Un abrazo  [/b]
    • Salvador Solé Soriano :hace 4 años Caramba, Curro, que excelente comentario. En efecto, cuando un sector alternativo estira el concepto de belleza hasta intentar hacer colar que toooodo el mundo es bello y "solo hay que saber cómo mirarlo" es el momento de dejar de "alternar" porque hemos llegado a un extremo que, como todos, resulta estúpido. Hay que asumir que si uno no es bello, deberá desarrollar otras virtudes que lo hagan atractivo como persona, pero no pretenderse bello por el mero hecho de tener los mismos derechos que todo el mundo. A parte, no debemos olvidar que la belleza física del ser humano no es lo mejor que este puede aportar a la creación; muchos animales son igual o más bellos, si nos ponemos a comparar.
    • Salvador Solé Soriano :hace 4 años Caramba, Curro, que estupendo comentario. En efecto, cuando los gurús de lo alternativo intentar colar que toooodo el mundo es bello y "solo hay que saber verlo" es el momento de dejar de alternar con ellos porque han llegado a un extremo que, como todos los extremos, resulta estúpido. Hay que asumir que, si un@ no es bello, le convendrá desarrollar otras virtudes para crecer y, de paso, resultar atractiv@ como persona; simpatía, empatía, humor, calidez... La lista es larga.  Y no tiene sentido pretenderse bello solo por el hecho de que tod@s tenemos los mismos derechos. Tampoco debe olvidarse que la belleza física del ser humano no es lo mejor que nuestra especie puede aportar a la creación; otros animales son tan bellos o más que nosotros, si nos ponemos a comparar.
  • hace 4 años
    Antonio Cuenca. vaya
    excelente y guapa toma, con un detalle y textura sensacionales, te felicito, un saludo.