Al Arrendajo euroasiático (Garrulus glandarius) se le encuentra allí donde existan bosques o arboledas en clima templado, desde Portugal e Irlanda hasta Taliandia y Japón. Aunque pertenece a la familia de los córvidos, su plumaje tiene poco negro y esas plumitas azules de las alas son una delicia. Habitualmente se reconocen nada menos que treinta y cuatro subespecies, algunas con la cabeza de un rico canela uniforme, otras casi toda blanca. Su dieta es omnívora y aprovecha lo que encuentra en cada lugar pero, en general, consume invertebrados y pequeños vertebrados en las estaciones cálidas y más materia vegetal (bayas, semillas, frutos secos) durante los meses fríos. No se le ha visto aprovechar la carroña así que podemos considerarlo un córvido remilgado. En otoño hace acopio de bellotas (donde las hay) y las entierra una a una, memorizando centenares de escondites de cara a la hambruna invernal. Se ha calculado que un arrendajo puede enterrar 3000 bellotas en un solo mes. Puesto que muchas bellotas quedan sin recuperar, este ave es un potente factor de dispersión de los robles y las encinas. Machos y hembras presentan idéntico aspecto y miden entre 32 y 36 cm de punta de pico a punta de cola. En España es una especie muy desconfiada y solo desde un hide pude sacarle esta foto. Aun así, de las diez veces que he hecho estancias en ese hide (Orrius, Mataró) solo en una bajo a explorar la zona que tenía a tiro. Permaneció unos cuatro segundos pero me bastó para tomarle este retrato que, con el sol de plano, parece realizado con flash, aunque no es así. Cuando eché atrás el zoom para intentarlo captar de cuerpo entero, se fugó.

Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 50-500mms. f: 4.0-6.3 con trípode y desde hide. Iso:100 Exposición (v):1/320 de segundo. Apertura (f):8

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Esta claro que la ocasión la pintan calva!. Y la foto es muy buena pese a todas las dificultades.  ?Es un bonito pájaro pero no tenía ni idea que pertenecía a los córvidos. Tampoco sabía lo de las bellotas. Esta claro que cada ser vivo tiene una interesante historia detrás.
    • Salvador Solé Soriano :hace 3 años Das en el clavo; en efecto, todo ser vivo (cada especie y cada individuo) tienen una historia que contar si encontramos las palabras y el estilo adecuado para hacerlo. También quiero destacar que quizás una imagen valga por mil palabras pero esas mil son una ínfima parte de la historia que vale la pena conocer. A quienes defienden que la imagen "habla por sí sola" y que sobran las explicaciones, habría que retarles a que, mirando la foto del arrendajo, me cuenten su vida y milagros (sin acudir a la Wikipedia, claro). Por eso opino que los textos deben acompañar a la gran mayoría de las imágenes para una mejor comprensión de las mismas. Gracias por tu amable comentario, Miguel Ángel.
  • hace 3 años
    Antonio Cuenca. vaya
    excelente y guapa toma, con un detalle de lujo, te felicito, un saludo.