FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Cuando en una tarde lluviosa sin querer nos encontramos mirando un charco... solemos quedar atrapados en su magia acuática. Tienen para mí ciertos charcos esa encanto propio del fuego... Y así estaremos, ensimismados y prisioneros, casi sin poder luchar contra su influjo.

--- Cámara:Canon Modelo:Canon EOS 7D Iso:400 Exposición (v):0.04 segundos Apertura (f):8 ---

Luis Felipe García Bergara

En fotored desde 29/02/2012

Ficha personal
  • hace 8 años
    marta Liber
    Ciertamente los charcos ejercen un atractivo muy especial. A mi me gusta fotografiar los reflejos después de la lluvia. Tu foto me hace recordar al juego de tirar piedritas para que se formen esos círculos. El ByN le otoga dramatismo a la imagen.