Experimentando con el movimiento a bajas velocidades de obturación siempre cabe la posibilidad de que salga algo interesante o chocante. Para variar, la edición remata la faena, tal como la cocción remata la paella. Nada del otro mundo, claro, pero hay que ver lo que este da de sí…

Cámara Canon PowerShot G12, trípode y disparo automático. Iso:80 Exposición (v):1/13 de segundo. Apertura (f):4

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Siempre es divertido experimentar, e incluso diria que a veces es necesario. En éste caso creo que una de las cosas que hacen que el experimento funcione es el granulado y el efecto de color, sobretodo en el rostro, donde la parte más de la derecha parece que esté en blanco y negro y lo otro no.
    • Salvador Solé Soriano :hace 4 años ¡Ostras, Quim! Como me alegran tus comentarios; últimamente se han vuelto más raros que los perros verdes. Yo suelo detestar el ruido pero a veces es justo lo que necesita una toma para lucir y es reconfortante sobreponerse a las propias manías.