Esta es la fotografía nº 100 que subo a FotoRed y he querido celebrarlo con la imagen de una de las aves que más ilusión me ha hecho ver y fotografiar; el macho de Búho nival (Nyctea scandiaca). La hembra ya apareció en otra foto mía "En el octavo poste". Esta especie cría siempre dentro del círculo polar ártico aunque en invierno puede emigrar más al sur. Debido a que habita latitudes que, durante al menos dos meses, no ven ponerse el sol, en verano se ha habituado a vivir de día. El Búho nival depende, sobre todo, de la abundancia de Lemmings y por ello abunda donde y cuando estos roedores abundan. Pero los Lemmings, en cada región de su distribución, tienen años de gran proliferación y otros de enorme escasez local, así que siempre es incierto saber si habrá o no Búho nival en determinada tundra. Mientras que en Europa solo cría (y no todos los años) en el extremo norte de Noruega, en la Alaska septentrional (Barrow) es más común y allí lo fuimos a buscar aunque no sabíamos si ese año (2008) sería bueno para los lemmings o no. Por eso el alivio y la alegría fueron enormes cuando vimos que nuestra apuesta había salido ganadora y conseguimos gozar de la visión de esta especie, símbolo supremo del ártico, al menos para los ornitólocos...

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 y trípode

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    José Arcos Aguilar
    La verdad que es de una gran belleza.., ese mostachete le da un aire de foca con plumas, jejejeje. Hacer un viaje de ese tipo y encontrar uno de los motivos por el cual se hace, es un placer dificil de narrar, es el gran tesoro por el que uno ha apostado esfuerzo y quizá bastante dinero..., es un placer observarlo!!, te felicito!! y que leche, te envidio!!..., saludos Salvador.
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Una fotografía preciosa, una recompensa a la vista y un placer poder disfrutarlo aquí. Saludos!
  • hace 7 años
    Santiago MC.
    Ciertamente, las fotos que me gustan... me gustan siempre y dejando aun lado mi memoria que es francamente mala, mi gusto es tremendamente estable... Con eso quiero decir que me sigue gustando mucho