Al escoger con esmero las imágenes que muestro en FotoRed, acabo mintiendo por omisión. Pues no; mi archivo fotográfico abunda en estampas como ésta que, aunque poseen cierto valor documental, son técnica y compositivamente flojas a causa de su factura apresurada, las malas condiciones de luz, mis propios fallos, etc... Y, desde luego, guardo fotos mucho peores. Lo digo porque me faltó valor para mostraros una verdaderamente mala; Vanitas vanitatum. Aquí os presento al Busardo colorado (Busarellus nigricollis), rapaz que escasea en Perú donde es estrictamente amazónico y difícil de encontrar. En la selva de Iquitos, desde el embarcadero de una cocha * me hallaba intentando retratar unos martines pescadores cuando apareció, fulminante, esta ave que acecha a sus presa oculta en la espesura. Tuve el tiempo justo para encuadrarla, de milagro reaccionó bien el autofucus y pude documentar - casi de chiripa - un vuelo que no duró ni tres segundos de reloj. El resultado es una imagen carente de definición (está muy reencuadrada) y sin ninguna voluntad de componer, por falta de tiempo para intentarlo. Pero cientos de imagenes como ésta (y mucho peores, insisto) forman parte de mi archivo fotográfico ornitológico. Es la única foto que he conseguido de esta especie y por eso la valoro. Cocha * : denominación local que reciben los meandros que, debido a la continua evolución del cauce fluvial de un río (en este caso el Amazonas) ha quedado aislado de éste, en medio de la selva.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3, a pulso.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    ¿Ufff y dices que están son de las "malas"?.. creo que me queda un largo camino por recorrer en la fotografía. Hay fotografías que te dan tiempo a prepararlas, pero hay otras, que es cuestión de segundos para que esa escena desaparezca y puede que no haya otra ocasión de conseguir una toma, así que hay que estar contento de tener esas oportunidades. Precioso el plumaje de este ave. Saludos
    • Salvador Solé Soriano :hace 7 años Bueno Alberto, sería un sobrao asqueroso si dijese que esta foto es mala. Con ella tuve suerte, dadas las condiciones del momento. De hecho lo he digo es que no he tenido h... valor para poner una de las que sí que considero malas. Esta está por debajo de los mínimos que yo quisiera pero no de los mínimos de la decencia. Ten por seguro que dispongo de una legión de imágenes muy inferiores a ésta. Al reencuadrarla y revelarla con esmero le sacado todo lo que podía sacar pero, aun así, es el bicho, con ese plumaje y pose, el que valida la imagen y la dota de interés. También a eso me refería.
    • Alberto Arcos Hurtado :hace 7 años El otro día sin más me vi en una situación como la que dices, paseando por la playa, no me dio tiempo de captar a un felino intentando dar caza a un par de palomas, aunque esos son más comunes, la situación hubiera dado una fotografía interesante, en cuestión de segundos, no me dio tiempo. A veces la fotografía va de la mano de la suerte, aunque también la suerte hay que saber buscarla. A parte del colorido del plumaje, una de las cosas que más me ha llamado la atención de la toma, la ondulación del plumaje superior. Una fotografía complicada, bien resuelta, la has congelado muy bien al vuelo.
  • hace 7 años
    Salvador Solé Soriano
    Has puesto el dedo en la llaga pues la chiripa tiene una parte mucho mayor de la que habitualmente se le reconoce en cantidad de buenas fotos (tengo un artículo sobre ello, por cierto). Si por casualidad ya hubieses tenido el equipo preparado, intentando retratar otra cosa, cuando el gato se lanzó tras las palomas, tal vez lo hubieses conseguido. Las plumas del dorso se levantan porque, en esa pose y ángulo, están sometidas a turbulencias aerodinámicas. En la fotografía de aves en vuelo, lo que más pesa son los reflejos y la precisión que solo se adquieren a base de experiencia. Y también, a menudo, al mismo tiempo hay que subir la velocidad. Aun así, en casos como éste, lo normal es que salga movida o desenfocada. ¡Vamos si tuve suerte!