Con un complicado mosaico de zonas de residencia, invernada y cría estival, el Busardo moro (Buteo rufinus) puede hallarse desde el S.O. de Marruecos hasta el extremo N.O. de China y desde Kenia (en invierno) al norte de Mongolia (en verano). Se ha reproducido, de forma ocasional, en el sur de España, aunque es residente en Turquía. De punta de pico a punta de cola mide de 43 cm (los machos más pequeños) a 62 cm (las hembras más grandes), siendo - de media - 8 cm más largo que el Busardo ratonero (Buteo buteo). Respecto a éste, hay dos rasgos claves para identificarlo; el Busardo moro carece de la típica mancha pectoral clara del ratonero y no posee barras en las plumas de la cola. Vive en estepas y ecosistemas semi-aridos rocosos o pedregosos, con matorral e incluso en arboledas clareadas. Los ejemplares migratorios tienen un espectro más amplio de preferencias que incluye el desierto y las zonas agrícolas. Principalmente caza pequeños mamíferos (gerbos, gazapos, liebres jóvenes, ratas…) y reptiles (lagartos, serpientes…) pero también anfibios, algunas aves paseriformes y grandes insectos. Suele aprovecharse de los incendios para capturar los animales que escapan de ellos. La imagen muestra un adulto típico de la subespecie nominal, retratado esta primavera (2016) sobrevolando un barranco de las colinas de Vedi, en el oeste de Armenia, a la búsqueda de presas.

Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f; 5.0 - 6.3 a pulso. Iso:100 Exposición (v):1/500 de segundo. Apertura (f):6.3

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 3 años
    marta Liber
    hermoso despliegue! Permite lucir todos sus detalles, excelente vuelo y colores, te felicito