En la sociedad rural argentina se exhiben los distintos ejemplares de cada raza para luego rematarlos. Este caballo es uno de ellos. Mi osadía hizo que tratara de fotografiar el momento en que el jinete mostraba las cualidades de este equino. Tiré muchas tomas ya que las luces y sombras del estadio no me permitian setear adecuadamente la cámara. Esto hubiera merecido un buen trípode pero todavía saco a pulso. Y esto es fotograma completo y lo mejor que pude por el momento.

Canon 40D, Canon 70/300 1/250, 7.1, iso 400, 140mm

marta Liber

En fotored desde 12/01/2012

Ficha personal
  • hace 7 años
    Salvador Solé Soriano
    Como primera cosa mejorable señalaría que o bien los tejanos del jinete destiñen coloreando al caballo o bien se saturó el azul de la sombra. (desaturando azules y/o cianes es facilísimo remediar esta pega). Por lo demás, esforzada labor la tuya para seleccionar el sujeto y decolorar al resto. Hay varios fallos en ese trabajo pero me parece un asunto secundario, pues se mejora con la práctica. Vamos a admitir como dinamismo el que la toma esté torcida. Aunque ya ves que le encuentro algunas lacras técnicas, como composición e imagen es correcta y agradable y no le pasa nada que, sin necesidad de repetir la toma (solo con una mejor edición) no pueda corregirse. Además, posee un destacable valor documental.
  • Yo la veo muy bien y además veo un curioso efecto visual, parece como si el caballo tuviera dos cabezas, la suya y otra mas pequeña delante