No he asistido a los famosos carnavales de Venecia pero el escaparate de esta tieda nos aproxima a una de las expresiones menos recatadas que pueden adoptar. Los carnavales se celebran entre mediados de Febrero y mediados de Marzo y por esas fechas el clima de allí es bastante frío, así que hay que tener una enorme abnegación exhibicionista para vestirse tal cual éstos pícaros maniquís proponen. Foto nocturna tomada (evidentemente sin flash) sobre trípode.

Cámara Canon Powershot G12 y trípode. Iso:80 Exposición (v):1/8 de segundo Apertura (f):8

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 5 años
    marta Liber
    Nunca pensé en el clima de Venecia para Carnaval, ya que aquí es muy caluroso. La exhibición de vestidos y máscaras es fabulosa pero no imaginé la desnudez que muestra la foto. Muy buena imagen, te felicito
  • hace 5 años
    Antonio Cuenca. vaya
    extraordinaria toma y una super excelente cantidad de detalles, te felicito, un saludo.
  • Una toma que "engaña", parece tomada directamente del carnaval. Aunque en Galicia es una fiesta importante y mis años viviendo en Canarias, son unas fiestas que no acabo de entender...¿seré un tipo raro? y garantizo que soy alegre.
    • Salvador Solé Soriano :hace 5 años Como yo rehuyo cualquier fiestorro en el que participen más de tres personas, tampoco soy aficionado a los carnavales, pero entiendo que, con lo descontenta que está la gente de sí misma (en general, motivos no les faltan), les atraiga simular - ni que sea por un día - que son otras personas
    • F. Xavier Vilamanyà Prat :hace 5 años la desinhibición por unos días. Para mi, con gran sentido del ridículo, ni me pinto ni me desvisto ni por casualidad.
  • hace 5 años
    Norma Betty Lago
    Hoy con todos los medios de comunicación disponibles debería saber de este tipo de fiestas, pero la verdad lo ignoraba, la foto es buenísma, los maniquies tan naturales, que si no lo decís, hubiera creido tomadas  a seres vivos
  • hace 4 años
    José Biedma López
    Extraordinaria foto, que sean maniquíes las convierte en inquietantes diablesas...