Aleteando suspendido sobre un charca de la tundra, el Charrán ártico (Sterna paradisaea) busca pececillos para su sustento y el de sus pollos (no va a buscarlos para su comercialización...). Esta especie cría por toda la región ártica del viejo y del nuevo mundo y pasa el invierno boreal en el hemisferio sur, llegando hasta la Antártida. Por ello es el ave que realiza la más larga migración conocida; 38.000 kilómetros anuales, con casos registrados que llegan a los 80.000. Aunque hacen escalas para descasar y alimentarse, esa es mucha hazaña para una ave que pesa menos de 130 grs. Semejante maquina de volar funciona con pescaditos del tamaño de nuestro dedo meñique. A ver si las líneas aéreas estudian el caso y economizan combustible. Foto tomada en Barrow (Alaska).

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 a pulso

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Santiago MC.
    Esa trasparencia del timón de cola roza la divinidad, si es que la divinidad vuela tan alto, deliciosa imagen, relajante de ver divertida de fotografiar, de agradecer y mucho
  • hace 7 años
    marta Liber
    Gran belleza y sutileza despliega esta imagen. aplausos.
  • hace 7 años
    José Arcos Aguilar
    Que bien lo has pillado, me gusta el procesado con el fondo blanquecino, aumenta su belleza y el contraste de su pico.., saludos.
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    Una belleza de pose, y con un clima delicadisimo,
  • Ya imagino la técnica si...Colocas un pescadito sobre el parasol del objetivo y esperas jeje. Una delicia la mires por donde la mires