FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Otra familia que me fascina es la de los chotacabras (Caprimulgidae). Aunque todos son similares entre sí, me resultan aves atractivas, por inquietantes. Y la dificultad de verlas (nocturnas, a menudo escasas) añade valor a sus avistamientos y ya no digamos a sus retratos. El quinto representante de esta familia que subo a FotoRed es este, el Chotacabras ocelado (Nyctiphrynus ocellatus). Está extendido desde Honduras hasta el norte de Argentina (Corrientes) pero en realidad se halla ausente - o es extremadamente raro - en la mayoría de países. Brasil, Perú y una esquina de Paraguay son las zonas donde resulta menos difícil de ver. Y eso que estuve 70 días en Perú sin conseguirlo… En consecuencia, me llevé un alegrón cuando un guía nos localizó un ejemplar en el S.E. de Brasil. De punta de pico a punta de cola mide entre 20 y 21 cm. Machos y hembras tienen el mismo aspecto y habitan selvas con claros a baja altitud (máximo 1350 m.s.n.m.). También jungla rebrotada con denso sotobosque. Su dieta se compone de polillas, escarabajos, cucarachas, saltamontes y luciérnagas que captura al vuelo. La toma está iluminada mediante una linterna de led cuyo efecto es indistinguible del del flash único. Era noche cerrada, y no disponíamos de otras opciones.

Cámara Nikon D500 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Sport) trípode, espejo arriba y linterna de led. Iso:3200 Exposición (v):1/80 de segundo. Apertura (f):5.6

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 1 mes
    Alicia Díaz
    Sí que es un pájaro peculiar, no me extraña que te fascine... No he tenido ocasión de verlo nunca al natural, pero sí he visto muchas fotos de chotacabras en las que aparece absolutamente mimetizado, en el suelo, entre la hojarasca, así que parece que no le gusta demasiado dejarse ver. Conseguir además retratarlo de manera tan limpia ya debe ser una doble satisfacción, o triple más bien, así que enhorabuena por el lujo de haberla conseguido. 
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 mes Son aves que crían entre la hojarasca y la evolución ha priorizado el mimetismo en su plumaje ya que también durante el día descansan en ramas bajas o en el suelo. A veces, caminado por el bosque, puede que levantes alguno. Además tienen cantos muy curiosos y fáciles de identificar, cual motorcillo de motocicleta o minúsculo barco de vapor. Y sí, es como una triple satisfacción retratarlo cerca y limpio. Muchas gracias por comentar, Alicia.
  • Si que es fascinante. En esta toma a psar de la nocturnidad te ha quedado limpio y detallado, con el ojo muy nitido. Se le aprecia el plumaje y hasta los bigotillos. La verdad es que es para estar orgulloso. Enhorabuena.
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 mes ¡Je! Sí que quedo nítido ya que la foto está hecha a 290 mm (no los 600 que da de sí el objetivo) y eso redunda en una calidad de detalle que no se llega a apreciar (aunque se deja sospechar) en una reducción a tamaño 1400 px. Como siempre, son muy de agradecer tus comentarios, Miguel Angel.
    • Miguel Angel Vázquez Márquez :hace 1 mes Además la forma del ojo es muy curiosa.