Los Monegros, Aragón, España. Octubre 2008 Las collalbas grises (Oenanthe oenanthe) ya migraban hacia a sus cuarteles de invierno, en el África subsahariana, y encontramos bastantes individuos que se había detenido en las áridas estepas de Aragón para alimentarse de insectos antes de proseguir su largo periplo. Desde el coche le tiré una ráfaga a este machote y hete aquí que se me colaron en el encuadre un par de mariposas. Por obra y gracia de la chiripa - una vez más - lo que estaba destinado a ser una imagen meramente documental, se convirtió en algo con cierta chispa. Si dejamos volar la imaginación podemos preguntarnos ¿Qué estarán cuchicheando los lepidópteros a espaldas del pájaro?

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 apoyado en la ventanilla del coche.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Je je, y si hubieran estado a foco hubiera sido la repera como dicen uds. Sí que resulta una toma distinta, saludos.
  • hace 7 años
    marta Liber
    Las rocas donde se posa el ave y las mariposas que lo sobrevuelan hacen una interesante composición. Saludos!