Lago Argentino, P.N. Perito Moreno. Las grandes porciones de hielo que se desprenden de los glaciares que presiden las orillas occidentales de este lago son auténticos icebergs. El color azul lo adquiere el hielo con los años y la compresión debida al peso de las capas de hielo acumuladas que eliminan las burbujas de aire y eso - debido a un complejo fenómeno cromato-químico - da como resultado que ese hielo viejo refleje básicamente la onda de luz azul. En el iceberg de la foto apreciamos como, al irse fundiendo la masa sumergida, ha ido variando la altura de la zona emergente y el chapoteo del agua ha tallado suaves surcos a diferentes niveles. El resultado es puro diseño de las fuerzas naturales, una gentileza de este planeta al que tanto maltratamos

Nikon D2X y objetivo Sigma 50-500 mms. f:5.6-6.3 a pulso desde embarcación.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal