¿Qué es lo contrario de un trauma?¿Como llamar al shock positivo? Pues eso es lo que experimenté cuando, en un solo día, pude ver y fotografiar las cuatro especies de eideres que existen en el mundo. Después de eso, a fe mía que puedes morir en paz. Aquí os muestro la joya de la corona, el Eider de anteojos (Somateria fisheri) que es la especie más difícil de encontrar. Semejante alegría es posible en la localidad esquimal de Barrow (extremo septentrional de Alaska) y solo durante el mes de Junio y Julio ya que los machos de esta especie apenas permanecen cuarenta días en tierra firme; el tiempo justo para transmitir sus genes con razonables probabilidades de éxito. Las hembras se quedan a incubar y sacar ellas solas adelante a la pollada. Ellos, tan pronto pueden, regresan al mar donde pasan ocho décimas partes de su vida. Foto hecha a pulso, al acecho y tras lenta aproximación en cuclillas por la tundra encharcada. ese extraño fondo es un montón de nieve desenfocado, con la parte alta erosionada, creando sombras.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Rafael Silva
    Pues enhorabuena es un foton, el hecho de que sea tan difícil no le hace mas que añadir interés. Pero no te mueras tienes que seguir alegrándonos la vista con esos trabajos.
    • Salvador Solé Soriano :hace 7 años Gracias Rafa, por tu comentario. Le tengo especial cariño a esta foto ya que pasé año y pico preparando el viaje y dudando de si conseguiría ver y fotografiar este eider. Lo de morirme, es que lo he explicado mal: ...te puedes morir en paz... pasados unos 80 años o asín, claro.
  • hace 7 años
    Luis Manso
    Me parece simplemente genial
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Son de esas fotografías que no te cansas de observar... Grande! Saludos
  • hace 7 años
    José Arcos Aguilar
    La foto es impecable, con magníficas texturas, es curiosa la forma de su cabeza parece que lleva una mascara.., entiendo tu alegría, después de un año de preparación del viaje y conseguir estos difíciles ejemplares, efectivamente es para morirse.., saludos Salvador.