FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Reconozco que siento una especial debilidad por las personas en espacios abiertos, supongo que por la soledad que trasmiten. Aunque lejos, se aprecia la persona que medita frente a la inmensidad del glaciar. Y es que el entorno era espectacular.

--- Cámara:Canon Modelo:Canon EOS 6D Iso:800 Exposición (v):1/200 segundos Apertura (f):8 --- Canon 24/70 4.0 IS

Jose Luis Rubio Perez

En fotored desde 14/04/2012

Ficha personal
  • hace 3 años
    Salvador Solé Soriano
    Al abrir la foto me ha parecido floja; su composición queda socavada porque todas las masas son claras y poco diferenciadas entre sí. Sin embargo, pasados dos segundos, cuando se descubre al sujeto sentado, el sorpresivo reajuste mental de la escala wagnerianiza la toma (la dota de grandiosidad) y, como bien dices, el pequeño ser humano ante el paisaje es un contraste que refuerza el impacto de la imagen. El resultado final creo que es el que tú pretendías.
  • hace 3 años
    Jose Luis Rubio Perez
    Está claro que sin el "hombrecillo" la cosa flojea mucho. No podía acercarme más, pero siempre queda la duda de hasta dónde hay que ir. Si te acercas demasiado, pierdes esa grandeza. Y no siempre el sujeto está ahí esperando que te decidas dónde te sitúas. Cuando puedo, hago zoom con varias tomas. Gracias por comentar.
    • Salvador Solé Soriano :hace 3 años Yo creo que esa distancia es buena; se aprecia bien que la figura es humana (un exceso de lejanía podría dejar con la duda) y no se reduce el encuadre, que exige espacio.
  • Pues sí a mí también me ha pasado lo mismo. Hasta que he visto a la persona meditando no me convencía la imagen, me faltaba un poco de contraste. Luego una vez vista, la cosa cambia para bien