Cuando un/a fotógraf@ empieza a retratar pájaros en Catalunya, el Petirrojo europeo suele ser uno de los que primero se deja inmortalizar. Su abundancia en invierno lo hace omnipresente y las oportunidades de fotografiarlo se presentan con cierta frecuencia. Por su personalidad curiosa y e incluso atrevida pronto se le coge cariño y deja de ser el Petirrojo europeo para convertirse en "El Peti", casi un amigo que, aunque se trate de individuos distintos, parece acompañarte en las salidas y te recuerde su presencia incluso cuando no está a la vista con su continuo reclamo "tch... tch". He escogido esta foto, de entre todas las de mi álbum del Peti porque el colorido del fondo, alegre y vital, me parece el más adecuado al concepto que tengo de este pajarillo tan simpático y entrañable.

Cámara Nikon D200 con objetivo 50-500mms. f: 6.3 a pulso.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Estupenda captura, se puede sentir la textura de las plumas mirando la foto.