FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

El único incendio bueno es el metafórico que el otoño extiende por los bosques caducifolios del mundo. Eso no es del todo cierto ya que los incendios naturales son parte del ciclo vital de bastantes especies vegetales y animales a ellos adaptadas, pero esos ciclos han sido alterados por la mano del hombre, su afán de lucro y negligencia. Escandalizado a causa de los desastres forestales de este verano - en España y muchos otros lugares del planeta - reivindico el pacífico y poético incendio del otoño mediante una toma escasa de composición pero donde lucen en todo su esplendor lo que no son hayas si no, tal vez, alguna especie de cerezo silvestre cuyas hojas agonizan con gloriosos ardores.

Cámara Nikon D300 con objetivo Nikkor 75-300 mms. f:4.5-5.6 trípode, cable disparador, espejo arriba y paraguas. Iso:80 Exposición (v):0.01 segundos Apertura (f):5

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 8 años
    Pepi Sánchez Sabater
    Bueno y esplendoroso. Esperemos que este año llueva un poquito más que el pasado para ver esos colores tan fantásticos. Me uno a tu reivindicación. En cuanto a la imagen ,me gusta la diagonal de árboles amarillos y esa casita escondida a la derecha. Saludos
  • hace 8 años
    marta Liber
    La foto y la prosa, todo de diez.
  • hace 8 años
    Rafa Mateos
    Me gusta mucho la edicion que le has dado, el colorido fantastico.
  • hace 8 años
    Norma Betty Lago
    Una deliciosa toma presentada poeticamente de manera estupenda, felicitaciones!
  • Mucha información en poco espacio, ello suele provocar un efecto un tanto desagradable como de exceso de mascara de enfoque, lo que no tiene porque ser el caso de esta que por lo demás, tiene un precioso colorido y una bien aprovechada compo con esa diagonal que marcas esos coloridos arboles y la casita
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 años En este caso concreto, me gusta ese efecto de cuadro puntillista que la generosidad en la máscara de enfoque le proporciona. Normalmente lo evito pero aquí me pareció bien hacer la excepción para lograr un aspecto distinto. Hay gente que persigue definir un estilo personal concreto, yo prefiero perseguirlos todos para no desperdiciar recurso y a veces me sorprendo haciendo lo que nunca hago ¡Menos mal!.