FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Porque no todo es foto de astronomía y porque ha sido un verano raro pero en el que he podido disfrutar de mis paisajes, de las nieblas y de los verdes de mi tierra, además de los de Asturias y Cantabria. Durante una ascensión a la cumbre del monte Sayoa, coincidí con un grupito de montañeros con quienes compartí la mañana de niebla meona durante el ascenso y descenso. Me traje un bonito recuerdo y no me refiero solo a las fotos

--- Cámara:Canon Modelo:Canon EOS 6D Iso:200 Exposición (v):1/60 segundos ---

Txema Bacaicoa (Colectivo IS)

En fotored desde 04/01/2012

Ficha personal
  • Pues no sé que tendrá la niebla que siempre queda bien. Me gusta mucho que la línea de los árboles te lleve a los caminantes y a la niebla más espesa. Además los tonos son  muy naturales. Y si encima te evoca a gratos recuerdos, pues mejor todavía. Muy buena foto Txema.
    • Txema Bacaicoa (Colectivo IS) :hace 8 meses Gracias Miguel Angel. Soy un enamorado de las nieblas en fotografía, y este verano, allá por el pirineo navarro ha habido abundantes. De las dos semanas que pude pasar por allí, la mayor parte de los día en que anduve por el pirineo y sobre todo por la montaña media, las nieblas predominaron
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 meses Según mis entendereras, las nieblas, al separar los planos, crean profundidad y, además, confieren un ambiente que, con sutiles variaciones, puede ser meláncolico, misterioso, romántico... Al eliminar el fondo más lejano, minimalizan la toma y eso le añade fuerza.
    • Miguel Angel Vázquez Márquez :hace 8 meses Lo has dejado meridianamente claro..
  • hace 8 meses
    Salvador Solé Soriano
    Excelente toma, Txema. La curvatura de la base de los árboles les da dinamismo y acentúa el efecto de pauta, como si estuviesen bailando coreografiados. Las figuras humanas facilitan entender la escala del paisaje. Impecable edición y encuadre.
    • Txema Bacaicoa (Colectivo IS) :hace 8 meses Gracias Salva, es uno de mis lugares de referencia cuando puedo subir al norte y me resulta difícil sustraerme a repetir la toma porque como bien dices, el ritmo que aportan los árboles y la dirección de la senda resultan muy atractivos. Además, el añadido de un ambiente tan saturado por la niebla y la humedad, redondean el instante para mi gusto