Así como mi particular política evita mostrar dos fotos de una misma especie de ave, semejante criterio no se lo aplico al hielo ya que cada imagen de este fenómeno es un mundo distinto de formas y texturas. Mientras espero realizar alguna salida para retratar de nuevo este motivo inagotable, os muestro otra de las fotos que tomé en Diciembre del 2010 en la muy fructífera salida a Saldes, cerca del Pedraforca.

Cámara Canon PowerShot G11 a pulso

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Creo que esto lo he intentado alguna vez, pero nunca he conseguido nada decente. Esta que nos muestras tampoco termino de verla. Quizás con un encuadre diferente, buscando algo mas minimalista...no se
    • Salvador Solé Soriano :hace 7 años Bueno, el problema está en que, al no haber sujeto, la vista busca sin hallar. Para mí, las texturas/fracturas y el contraste entre hielo y fondo de guijarros con barro rojo la hacen suficientemente interesante pero, como pasa con la pintura abstracta, mientras unos flipan (aunque no esté claro porqué) otros no le ven la gracia. Gracias de nuevo por decir sinceramente lo que te parece y dar ejemplo de que no todos los comentarios tienen que terminar en aplauso, a ver si así se sanea la opinión pública...
  • hace 7 años
    marta Liber
    Esos cristales te regalan siempre algo diferente, son como un caleidoscopio viviente.