FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

A esta, mucho más diminuta de lo que parece en el macro, la encontré este otoño en una granada madura. No creo que fuese mayor de tres milímetros. Al fin se debatió en la bolsa de plástico y yo, muy franciscanamente, la dejé salir cumplidamente, tras echarle la foto a pulso, icono que luego he retocado ligeramente, algo de nitidez (aprovechando el fondo blanco que disimula ruido y recorte). La he dejado sin firma para que nada distraiga el efecto negro y siniestro de las ocho extremidades y los quelíceros pateando en el aparente vacío sedoso.

--- Cámara:PENTAX Modelo:PENTAX K200D Iso:100 Exposición (v):1/180 segundos Apertura (f):4 ---

José Biedma López

En fotored desde 15/03/2012

Ficha personal
  • hace 6 años
    Salvador Solé Soriano
    Si me dices de que el sujeto se mueve entre los pétalos de un lirio blanco a contraluz, me lo creo. Particularmente hallo placer en que sea algo tan pedestre como una bolsa de plástico lo que cree un entorno onírico. Excepto el cuerpo de la araña, todo es traslúcido en esta imagen; me gusta un montón.
    • José Biedma López :hace 6 años Ves, Salva, por eso decía Oscar Wilde que el amor a la verdad acabará matando la belleza del mundo ;-)).
  • hace 6 años
    Salvador Solé Soriano
    Pero yo sostengo lo contrario cuando afirmo que "Particularmente hallo placer en que sea algo tan pedestre como una bolsa de plástico lo que cree un entorno onírico." Creo que Oscar Wilde cometió un notorio error al contraponer la verdad a la belleza. Su tesis puede ser válida en ciertos casos, pero como afirmación genérica me parece un desastre con potenciales consecuencias nefastas. Puede haber belleza algo que sea falso (una novela, un cuadro) pero de ahí a decir que solo lo falso es bello... vamos, hombre. Es la misma burrada que defender que toda verdad es bella. También puede ser que Oscar emplease "amor a la verdad" como un eufemismo para definir la ciencia. Pero de nuevo se equivoca si piensa que no hay belleza en ella. Pocas cosas más bellas ha parido el hombre que el sano afán de saber. Cierto que existe un "mezquino afán de saber" que se deleita en descomponer las cosas en sus más tristes partes, pero eso es una perversión de la ciencia, no su esencia.
    • José Biedma López :hace 6 años Tu objeción es razonable y la asumo. Pero no creo que Wilde quisiera llevar su hipérbole hasta la afirmación de que sólo lo falso (fantástico, imaginario, ficticio) sea bello... ¿La ciencia es bella? Puede. Pero tendemos a una interpretación analítica y técnica de la ciencia en la que hay algo de dominación destructiva, ¿no?