En todo el Pirineo abundan los lagos deliciosos, lugares cuya belleza rara vez decepciona a la salida y la puesta del sol. Aunque en esta ocasión el cielo apenas colaboró, el paraje era suficientemente hermoso como para valer la foto.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 50-500 mms. f:5.6-6.3 y trípode. Panorámica vertical de dos fotos horizontales.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Qué delicia de lugar. Te ha quedado muy bien. El agua y sus reflejos son perfectos y los tonos cálidos del sol contra la piedra también. Una preciosa foto, con una edición muy buena, Salvador.
  • hace 7 años
    marta Liber
    Esos relieves parecen en 3D. Colores y reflejo de lujo.
  • Saludos: estoy con un portátil pequeñito y con unos cuantos años, asi que no puedo juzgar con criterio pero lo que veo me gusta, el lugar y la edición que ha tenido que ser cuidadosa para equilibrar las luces. Saludos desde Italia