Espero que me perdonéis el "rollo" de esta descripción cuando leáis las inusuales características de estos pájaros. Los falaropos son limícolas que tienen los roles sexuales invertidos; las hembras se disputan los territorios y el favor de los machos y estos son los que cargan con todo el peso de la incubación, nutrición y protección de los pollos, pues ellas, "si te he visto, no me acuerdo". En contra de lo que sucede con el 99% de las especies aviares con dimorfismo sexual, son los machos los que tienen colores apagados y las hembras quienes lucen los más vivos. El método de alimentación de estos pájaros también es en extremo original pues, en aguas tranquilas (charcas y lagunas), nadan girando sobre sí mismos como una peonza, de manera que generan un remolino mediante el que fuerzan a ascender a la superficie a minúsculos invertebrados acuáticos que capturan picoteando con gran velocidad y precisión, sin dejar de girar. Todos los falaropos crían en el ártico y subártico pero mientras dos especies pasan el invierno mar a dentro, llegando más abajo del Ecuador (P. fulicarius y P. lobatus), la otra (P. tricolor) prefiere invernar en humedales litorales y lagunas de interior. En España son rarezas relativamente frecuentes (en comparación con otras). La foto muestra una hembra de Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius) que retraté en la tundra de Barrow (Alaska).

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 apoyado en la ventanilla del coche.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    marta Liber
    Hermosa especie y muy interesante tu información. El reflejo suma!
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    Que linda especie, y muy interesante lo que costás sobre sus´hábitos para mi desconocidos, muy bien expuesto y enfocado, te felicito