Me encanta esta silvestre que confundí con la vulneraria, famosa por su variedad de razas y colores, hierba de la cuchillada, porque se usó para curar heridas, de ahí su nombre específico, también llamada pie de gallo encarnado. Esta foto es de marzo de 2019. Al norte de la Loma de Úbeda. Últimamente estoy probando con sensibilidades mayores (200 y 400). Uno arriesga el ruido, sobre todo de fondo, pero los matices de color resultan más precisos. Admito consejos.

--- Cámara:PENTAX Modelo:PENTAX K200D Iso:400 Exposición (v):1/350 segundos Apertura (f):5.6 ---

José Biedma López

En fotored desde 15/03/2012

Ficha personal
  • hace 7 meses
    Salvador Solé Soriano
    La imagen nunca mejora subiendo los isos; en las zonas oscuras aparecen "sarpullidos" de colores inexistentes en la realidad (véase la esquina inferior izquierda) y las tonalidades se extreman al mismo tiempo que se pierde rango dinámico y se perjudica el detalle fino y las texturas. Los isos se suben cuando no queda más remedio, por falta de luz, y/o para conseguir mayor velocidad de obturación, necesaria para congelar la acción cuando hay poca luz. Incluso, si me apuras, puedes usarlos como "filtro" creativo, pero no para mejorar la fidelidad al original ya que, cuanto más los subes, peor queda.