FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

La Garcilla bueyera (Bubulcus ibis) se encuentra a todo lo ancho del planeta desde los territorios templados del hemisferio norte hasta el Sudáfrica, Argentina y Australia. En España es fácil de ver. Mayormente sedentaria en general (aunque más invernal en Indonesia y Australia) habita zonas herbosas húmedas, arrozales, barbechos, campos arados e incluso estepas semi-áridas, ya que es menos acuática que otras ardéidas. A menudo acompaña a las manadas de grandes herbívoros de Asia y África, así como - por extensión - al ganado (vacas, cabras, caballos, ovejas…) ya que esos grandes animales ponen en fuga, a su paso, los insectos y pequeños vertebrados de los que se alimenta. Come saltamontes, pececitos, lagartijas, polluelos e incluso pequeños roedores. También es una ave frecuente en los vertederos y zonas suburbanas. Presente desde el nivel del mar hasta (excepcionalmente, en los Andes) los 4000 mts. De punta de pico a punta de cola mide entre 46 y 56 cmts. y tanto machos como hembras presentan idéntico aspecto. El ejemplar de la foto pertenece a la subespecie nominal (B. i. Ibis) y muestra su plumaje nupcial, con esos toques de color naranja que desaparecen fuera de la estación reproductora; entonces se vuelve toda blanca, excepto por el pico naranja y las patas, que pasan a ser negruzcas en vez de amarillentas o rojas. Durante unas pocas semanas - periodo ágido del cortejo - la base del pico también se tiñe de rojo. Foto tomada en Santa Rosa, Costa Rica.

Cámara Canon EOS 20D con objetivo Canon 100-400mms. f:4.5-5.6 apoyado en la ventanilla del automóvil. Iso:400 Exposición (v):1/200 de segundos Apertura (f):13

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    No he tenido la suerte de fotografiarla con el plumaje nupcial tan marcado como en la foto, que es siempre el más bonito, En Ushuaia me llamó la atención que son mucho más confiadas y se alimentan en los jardines de las casas en plena ciudad, muy tranquilamente, para mi un claro indicio de que cuando no son atacadas por el hombre se adaptan facilmente a su compañía,  buen foco y un ambiente que cada vez valorizo más conocer el entorno , la data de diez
  • hace 7 años
    Jesús Barreda Carbó
    Buen retrato. Es cierto que es una especie exitosa muy extendida. En Galápagos también vimos de éstas. Saludos.
  • hace 7 años
    Curro Vázquez
    Instruir deleitando se te da de maravilla, maestro, yo, la verdad, disfruto con tus detalladas explicaciones además de gozar con las excelentes tomas a las que nos tienes acostumbrado, el día que no sea así habré de criticarte, espero que no. He de decirte que es la primera vez que la veo con esos adornos nupciales, siempre la vi de blanco, por aquí se ven con frecuencia hasta en los jardines privados, pero sobre todo en la desembocadura del río. Saludos