Atrás quedan los días de asfixiante calor, de turistas recorriendo las callejuelas de los alrededores de LA Mezquita en busca de un lugar para comer, o de algún típico suvenir que llevarse de recuerdo y que luego irá acumulando polvo en cualquier rincón de casa en el mejor de los casos, o metido en ese cajón donde todo cabe y nada vuelve a salir. Ahora se respira un ambiente más sereno y en algunos momentos es posible caminar por recoletas calles encaladas sin más agobio que la obligada cortesía al cruzarte con la anciana vecina que sale bien abrigada en busca del pan o de cualquier otra cosa necesaria para continuar en la lucha diaria por vivir y un perrillo que la mira alejarse en una postura que parece reflejar cierta duda sobre si seguirla u obedecer la orden de esperar, abrigado el también, que el frío se deja notar

5D, 24/105 y bastante frío

Txema Bacaicoa (Colectivo IS)

En fotored desde 04/01/2012

Ficha personal
  • hace 7 años
    Rafael Silva
    Pues con ese cielo nunca pensaría que fuese invierno, tenias que ver los de galicia. Un saludo, me gusta mucho la composición.
  • hace 7 años
    marta Liber
    Muy buena composición y el perrito es la frutilla del postre. Miro mucho tus fotos, quizás algún día logre algo.
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Buena composición, de las típicas calles que encuentras en casi todos los pueblos que sobreviven del turismo, calles pequeñas con más restaurantes y tiendas de regalos por doquier. Estas calles tienen un encanto, siempre que no tengas que recorrerlas abarrotadas de turistas.