Última foto de la corta serie de la Farga de Bebié (enero 2019). No todo van a ser encuadres cerrados y abstracciones. Este paisaje ilustra el entorno donde hice la serie; como allí predominan los árboles caducifolios, el invierno se delata en las ramas peladas y la ausencia de verde. Durante las crecidas del río, y aunque sea a lo largo de unas pocas horas, las rocas que aquí vemos emergidas quedan casi metro y medio bajo un caudal bravo. Eso hace del lugar una zona poco apta para el crecimiento de la vegetación que, sin embargo, insiste. La atmósfera evidenciada por el contraluz vela la ladera del fondo y crea un ambiente muy agradable (al menos, para mi gusto).

Cámara Canon Powershot G1X Mark II, a pulso Iso:100 Exposición (v):1/160 de segundo. Apertura (f):9

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Habias subido rocas aisaladas.En esta se muestra el interés de la zona. El invierno reflejado perfectamente
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 meses Pensé que, aunque la toma no sea demasiado especial, es bueno (y casi educado) mostrar el entorno para que la gente sepa dónde se hicieron las fotos. Muchas gracias por comentar, Lucas.
  • hace 8 meses
    Antonio Cuenca. vaya
    Hola Salvador, buenas tardes, estupenda y guapa toma, de este lugar del que te as nutrido de excelentes y bellas capturas, un cordial saludo.
  • Pues el sitio visto así, parece más bien remoto. El ambiente brumoso le confiere cierta melancolía.
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 meses Esas son dos de las cosas que quería transmitir; un efecto de lugar remoto (sin serlo realmente) y la melancolía invernal, cuando la naturaleza disminuye su actividad en espera de la primavera. Gracias por comentar, Miguel Ángel.