Una hembra inmadura de Orthetrum coerulescens. La boca está un poco rara porque estaba acabando de devorar a un pequeño insecto. Este animal cuando llega a la madurez adquiere un color pardo algo más oscuro y menos vivo pero mantiene la voracidad. Salud!

A pulso.

Jesús Barreda Carbó

En fotored desde 03/01/2012

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    El encuadre y la posición en la que la has cogido, la veo excelente. Colores y detalles de lujo