En la línea minimalista que me es tan querida, presento este contraluz de agua sobre granito pirenaico (Estanys de Anglós - Macizo oriental de la Maladeta). Parecería que el entorno montañoso del lugar, con cimas de 2700 mts. debería acaparar toda la atención pero resultó que lo más interesante se hallaba a 50 cmts. de mi rodilla y solo desplegaba su belleza desde determinado ángulo. La realidad tiene muchos niveles de lecturas, desde lo microscópico hasta lo galáctico y, cuando salgo de búsqueda fotográfica, intento registrar tantos niveles como puedo. La sensación es que paso por alto mucho más de lo que pillo pero al menos este bello detalle no se me escapó.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 a pulso.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Consigues un efecto, que parece transformar el agua en mercurio, con esas pequeñas ondas insinuantes y todos esos reflejos. Bien podría ser un lago de un planeta descocido. Un Saludo