En época de celo y de crianza el garzal de Palermo es un constante ir y venir de las garzas, ya sea buscando alimento para sus pichones o portando ramas para armar el nido. Esta actividad me atrae tanto que ya pienso que es una adicción que tengo de fotografiar esta especie.

Cámara Canon 20D Lente Canon 70/300, a pulso, fotograma completo 1/800, 7.1, iso 400, 300mm, +1

marta Liber

En fotored desde 12/01/2012

Ficha personal
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    Que hermosa en ese ambiente , las plumas erizadas suman belleza
  • hace 7 años
    Luis Manso
    La pareje muy bien, pero el de atrás casi aún me gusta más. Como se suele decir, lo has cazado al vuelo
  • hace 7 años
    Salvador Solé Soriano
    Bueno, las escenas familiares nos atraen por lo que tienen en común con nuestra vida, supongo. La foto tiene una iluminación un poco extraña pero, además de la actitud de la pareja, ese otro ejemplar que vuela por detrás le da mucho dinamismo.