Una garcita blanca buscando su lugar en el árbol, cuando veo sus maravillosas alas, no me imagino un sentimiento de libertad más grande que el poder volar, aunque mi esposo que gusta del buceo dice que lo que se siente en el agua, donde el cuerpo no pesa es como volar

Canon 7D lente 100-400

Norma Betty Lago

En fotored desde 10/01/2012

Ficha personal
  • Cualquiera de las dos actividades son impresionantes. Mi espíritu marinero me lleva a estar más "seguro" en la mar. Me encantaría volar, pero...le tengo pánico...La foto presenta un momento de frenado que es de las que me hace que me gusta el vuelo, el dominio de la situación, pero, de momento, no somos aves.
  • hace 4 años
    Salvador Solé Soriano
    No debemos confundir la sensación de libertad que el vuelo (aunque tuviésemos alas propias) y el buceo (aunque dispusiéramos de branquias) proporcionarían, con la verdadera libertad, que no es una cuestión física si no espiritual. Desgraciadamente, tal como funciona nuestra sociedad, ya es mucho si alcanzamos a experimentar pasajeras sensaciones de libertad; a falta de la cosa en sí, tenemos su espejismo. Filosofía a parte, la foto es agradable por la bella pose del sujeto, aunque las sombras la descompongan un poco y le resten limpieza. Por último - no me sé estar de decir estas cosas - apuéstate algo a que, si fuésemos seres voladores, soñaríamos con caminar... Tan desdichado es el humano carácter.
    • Norma Betty Lago :hace 4 años Estoy de acuerdo con tu reflexión, pero la vida está llena de momentos y cuando esas sensaciones son agradables y deseadas nos hacen sentir muy bien, aunque generalemente son momentaneas y si intimamente no nos sentimos bien es posible que no estemos preparados para disfrutar
  • hace 4 años
    marta Liber
    La garcita con luces y sombras se muestra diferente a lo habitual y la pose, llegando a destino se ve muy bien, te felicito
  • hace 4 años
    Antonio Cuenca. vaya
    preciosa y bella toma, con una armonía y equilibrio sensacional, te felicito, un saludo.