Nada podía advertirme que entre las pajas secas del otoño pudiera disfrutar este encuentro con un ejemplar de Papilio machaon. Si duda un ejemplar nuevo de segunda generación. Pero es que el otoño por estos pagos de la Loma de Úbeda resulta casi una segunda primavera y el veranillo de San Miguel parece querer prolongarse hasta que florezcan los nísperos y maduren del todo las granadas. No es la mejor foto que he hecho de esta preciosa y enorme mariposa que lleva el nombre de un médico mitológico, pero el fondo amarillo azufre de su capa parece llevarse bien con el entorno, aunque la foto gana en ruido al estar muy recortada...

--- Cámara:PENTAX Modelo:PENTAX K200D Iso:100 Exposición (v):1/500 segundos Apertura (f):4 ---

José Biedma López

En fotored desde 15/03/2012

Ficha personal
  • Buen encuadre y entorno, además de ilustrar ese concesionario otoñal de la primavera; última llamada a la vida antes del invierno.