El Mérgulo empenachado (Aethia cristatella) cría en islas de la zona comprendida entre el oeste de Alaska y el norte de Japón (Mar de Bering). Mi afán por captar de cerca las aves obró en detrimento de la búsqueda de encuadres más artísticos. No obstante, aunque solo sea por el “bicho” creo que vale la pena mostrar fotos como esta. Los mérgulos son álcidos de pequeño tamaño y esencialmente pelágicos puesto que solo tocan tierra durante los cuatro meses en que se reproducen, pasando el resto del año en mar abierto. Se alimentan de krill y otros pequeños invertebrados marinos, buceando a gran profundidad en relación a su talla (solo 20 cmts.). Mi colega Miquel Bonet y yo visitamos la isla de Saint Paul (Junio 2008), en el minúsculo archipiélago de las Pribiloff, para poder ver aves como ésta. Decir que contemplarlas y fotografiarlas fue un alegrón resulta el más pálido de los eufemismos.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 trípode y cable disparador.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Sin duda curiosa ave, con ese pico minúsculo y simpática cresta, con la zona anaranjada da la sensación de estar siempre sonriendo. La escena bien completa, sobretodo por el que está en segundo plano, que mira curiosamente de frente. Coincido contigo, solo por descubrir aves como estas, merece la pena compartirlas. Saludos
  • hace 7 años
    José Arcos Aguilar
    Tienen una cara muy simpática, imágenes como estas no son nada habituales, pequeñas joyas que conforta observalas.., saludos.