Ya se pueden ver las cabecitas de las crías asomando por encima del nido, esperando que aparezca el padre o la madre con unos cuantos insectos deliciosos. Los padres algo recelosos por mi presencia, rondan el nido aunque al final terminan por acercarse para dar de comer a sus crías. Los padres, macho y hembra no dejan de ir y venir, con insectos en el pico para alimentar a su insaciables crías, en un va y ven sincronizado, como si de un baile se tratara.

---Cámara: CanonModelo: Canon EOS 1000DExposición (v) : 1/500Apretura (f) : 22/10Iso: 200----

Alberto Arcos Hurtado

En fotored desde 12/07/2011

Ficha personal
  • hace 5 meses
    Salvador Solé Soriano
    Es un espectáculo y te cabe la alegría de que tu jardín sea tan apto para la cría del Mirlo común, que va por su segunda nidada este año, si no me equivoco. Fíjate lo frágiles que son los pollos; con que poco se podría desbaratar el esfuerzo de los padres. Pero gracias a tu espacio, donde hay pocos depredadores (atención a las ratas...) salen adelante las nidada. La foto es oportuna para ilustrar la proeza de las aves, prosperando aun compartiendo el territorio con el animal más peligroso que jamás hemos conocido; nosotros. 
  • hace 5 meses
    Norma Betty Lago
    Es un placer ver la dedicación de los padres, y nos creemos los más esforzados, claro que nuestro tiempo no acaba . Verlos con el pico lleno es admirable