FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Desde el extremo sur de Nicaragua al extremo N.E. de Argentina (Misiones) esta es una especie presente en todos los países y que a menudo resulta común. De punta de pico a punta de cola mide entre 23 y 28 cm. El macho tiene la cola más larga que la hembra (pero no que los machos inmaduros o los que están cambiando plumaje) pero las diferencias son tan sutiles que solo puedo aventurar que el ejemplar de la foto, al menos por longitud de cola, es una hembra. De un estudio hecho en Perú con 37 ejemplares se dedujo que el 60% de su dieta lo constituyen los himenópteros y el 31% los coleópteros (9% de otros invertebrados) aunque eso variará de un sitio a otro. Caza insectos al vuelo saltando desde una percha muy expuesta. Habita los límites de bosque y muy diversos ecosistemas donde se combinan los árboles con espacios abiertos, incluidas plantaciones y selva en proceso de crecimiento. Es de costumbres sedentarias y normalmente por debajo de los 1.200 m.s.n.m. Esta vez el encuadre está pensado en el momento de la toma buscando situarme de manera que la imagen quedase dividida en dos mitades (una clara y otra oscura) gracias al tronco del fondo. Como el ave es oscura (con partes claras) podemos hablar de una alusión al ying-yang que solo viene a cuento porque se me presentó la oportunidad.

Cámara Nikon D500 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Sport) a pulso. Iso:800 Exposición (v):1/320 de segundo. Apertura (f):7.1

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Curioso encuandre con esas dos partes bien diferenciadas. Queda bien . El pájaro nítido y en su punto y la información como siempre en tu caso, completa
  • Has buscado algo diferente con este encuadre. Mas protagonismo al posadero y al fondo que casi al pájaro, que por cierto esta muy bien  con ese cuello vuelto. Esa dualidad de fondos conjuga perfectamente o con la tonalidad bicolor del sujeto. Esta es buena, buena..
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 mes Sí, aquí el pájaro está sometido a la idea, de manera que el encuadre sea el verdadero protagonista. Bien lo has visto. Y mil gracias por poner tanta atención al mirar mis imágenes, algo que se delata en tus comentarios; eso es muy satisfactorio.
  • hace 1 mes
    Alicia Díaz
    El pájaro me encanta, con esa magnífica pose para lucir su capirote blanco y su larga cola en lo alto del no menos atractivo posadero. El fondo, a mí personalmente no termina de seducirme, pero es una mera cuestión de gustos, tenías una idea  de lo que querías y está bien ejecutada (si llega a haber un segundo protagonista que contraste en el lado oscuro sí que bordas el ying-yang, pero eso ya es pedirle demasiado a la suerte :-)
    • Salvador Solé Soriano :hace 1 mes Estoy de acuerdo: un sujeto claro en la mitad derecha hubiese sido la bomba pero eso solo sucede una vez cada diez años... Gracias por comentar, Alicia.