En Palermo encontré este confiado carancho que tiene una mal formación en el pico, estaba haciendole unos retratos cuando de pronto dió un salto y cayó sobre un pichón de torcaza, delante mío lo cazó y lo llevó a un sector de bosquecito para comer. Tengo muy pocas tomas de esas que me maravillan porque cuentan una historia, esta es una de ellas

canon 7D lente 70/300

Norma Betty Lago

En fotored desde 10/01/2012

Ficha personal
  • hace 7 años
    Salvador Solé Soriano
    Son contadas las ocasiones en las cuales una asiste a escenas como esta que describes pues suceden tan rápido que ya es casualidad presenciarlas. Ahí está el mérito de esta imagen y así hay que entenderla. Sin duda, el color de este ejemplar juvenil, tan similar al del suelo, le ayudó a no llamar la atención de la presa hasta que - para ésta - ya fue demasiado tarde.
  • hace 7 años
    Bea Grasso
    Qué momento captaste! Muy buena! Pareciera algo cruel pero es la Naturaleza... Alimentarse es una de las actividades...
  • unos momentos unicos que a veces se nos presentan casi sin quererlo, y tu lo has sabido aprobechar. saludos.
  • hace 7 años
    marta Liber
    Está muy buena y en un momento difícil de repetir. Y como yapa, gran calidad, te felicito!!