Las condiciones meteorológicas que generalmente se consideran adversas, son una gran oportunidad fotográfica si se encuentra el lugar y el encuadre adecuado. Aquí aparece una visión del centro de Barcelona realizada desde el terrado de mi casa durante la breve pero intensa nevada que cayó el 8 de Marzo del año 2010. Bajo semejante precipitación, la realidad cambia mucho de aspecto y creo que vale la pena pasar unos minutos armado de cámara y paraguas para sacarle una imagen como esta. Recomiendo "apagar la bombilla" (bajo la foto) para verla mejor.

Cámara Canon PowerShot G11 a pulso y con paraguas.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    marta Liber
    Brrrrr....Tan bien lograda que da frío.
  • Sí, cuando está nevando, la realidad cambia. Todo se vuelve más silencioso y sale el niño que llevas dentro... aunque sea para malas ideas :)