En el 2007 visité Noruega por segunda vez. Aquí os muestro un exquisito detalle (una de las varias puertas laterales) de la catedral Nidaros, la principal de Trondheim, antigua capital del país. Es uno de los edificios religiosos más bonitos que he visto hasta ahora; puro gótico, muy bien conservado.

Cámara Nikon D200 con objetivo Sigma 50-500 mms. f:5.6-6.3 trípode y cable disparador.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    En paso del tiempo reflejado en cada una de las grietas cruzan la roca de los muros, esa puerta y ese detalle metalizado en medio de ella, dan la sensación de rudeza y antigüedad. Tiene que ser una catedral digna de admirar. Saludos Salvador