Ya se terminó lo bueno y estamos de vuelta a la tórrida Granada, aunque en este caso, esto no sea la excepción, por como está todo el país. Durante un viaje eminentemente turístico, lo normal es que uno se traiga básicamente foto-recuerdo y postalitas de los lugares mas o menos atractivos por lo que se va pasando, pero siempre hay algo rescatable desde el punto de vista meramente fotográfico. En este caso, y aprovechando que nos habíamos instalado en un prado en mitad de Los Ancares, cerca de Piornedo, volví a intentar unas nocturnas. Ha sido casi una constante durante todo el viaje el intentarlo, con mejores o peores resultados. Aquí os dejo una compo de cinco fotos cosidas casi a tientas, en su versión mas básica, sin mas edición que un poco de nitidez para recuperar la perdida tras la reducción de tamaño. Luego os subo la trasteada con mayor o menor acierto. A falta de mejor motivo para el primer plano, pues estábamos en mitad de un prado, me animé a colocar ahí nuestra casa rodante

6D-14mm Samyang, f3.6

Txema Bacaicoa (Colectivo IS)

En fotored desde 04/01/2012

Ficha personal