FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

En muchos países del África subsahariana se puede hallar este pequeño antílope, habitualmente en parques nacionales y otras áreas donde la fauna goza de algún tipo de protección legal. Al parecer, el Oribí (Ourebia ourebia), tal como hacen otros pequeños antílopes, salta en vertical para poder otear el horizonte y detectar los peligros; no obstante, también me parece una buena manera de atraer a los depredadores. Yo no los vi hacer eso, así que quizás solo empleen dicha táctica cuando no queda más remedio. Son del tamaño de una cabra pequeña (66 cm como máximo, en la cruz) pero mucho más esbeltos. En el Murchison Falls N.P. (Uganda) estaban bastante confiados, lo cual me permitió este retrato donde toda la gracia la pone este macho (las hembras no tienen cuernos) pues la toma es lo que se llama una foto-carnet.

Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 50-500 mms. f; 4.0 - 6.3 apoyado en ventanilla de automóvil. Iso:100 Exposición (v):1/400 de segundo. Apertura (f):6.3

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Un retrato muy expresivo. Siempre nos o me acuerdo de Bambi cuando veo imágenes de lindos cervatillos y aunque este no sea un ciervo es su primo hermano. La mirada negruzca es penetrante y te deja boquiabierto. Estas hecho todo un paparachi jejeje.
    • Salvador Solé Soriano :hace 6 años Sí, sí, yo también crecí con Bambi; completé el álbum de cromos y todo. Y, aunque Mazinger Z me pilló todavía de niño, en mi generación éramos unos tiernos. Gracias por el comentario, María Jesús.
  • hace 6 años
    Luis Ruiz
    Hola Salva. Desde luego el animalito es guapo. Esos ojazos te llegan al alma y translucen inteligencia y viveza. Y buena falta que le hacen a juzgar por el vecindario con el que comparte el barrio; jopé, tener que dar saltos verticales solo para ver si hay "moros en la costa" debe ser muy duro. Una vez escuché en un docu de esos de Naturaleza, que ese tipo de saltos también servían para dar la señal a los depredadores de lo fuerte y ágil que estaba. Vamos, que era como si les dijese algo así como "vosotros sabréis si venís a por mi, pero ya veis lo ágil y fuerte que estoy y no os va a ser fácil pillarme. Os vais a dar una paliza para nada". O como diría el humorista Mota: "Si hay que ir se va, pero ir pa ná es tontería" El retrato es bueno; diría que muy bueno. Destaca muy bien la forma de la cabeza sobre ese fondo verde y, además, con un ángulo casi frontal que aporta simetría. Un poco como tu foto de avatar, pero el bicho te gana. Al menos en colorido, je, je.  Un saludo Salva.
    • Salvador Solé Soriano :hace 6 años Pos sí que podría ser que los oribís les demostrasen a los depredadores lo tienen muy crudo con un ejemplar sano que, además, les ha visto el pelo. No obstante he de decir - una vez más - que teorías como ésta ni están demostradas ni se sabe cómo demostrarlas ya que resulta difícil aplicar la estadística a casos como éste y nunca sabes si el depredador no atacó porque no lo pensaba hacer (iba a por presas con más chicha) o si le convenció el - presunto - alarde del oribí. Pero, como especulación, la encuentro ingeniosa y cabal. Gracias por tu comentario, Luis.
  • hace 6 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Son de esos animales que derrochan simpática en su mirada.. Bonito retrato
  • hace 6 años
    Antonio Cuenca. vaya
    excelente y guapa toma, con un detalle de lujo y una mirada encantadora, te felicito, un saludo.