Como una montaña de peluche áspero con largos bigotes y diminutas orejas, Callorhinus ursinus es todo un personaje. No se trata de una de las especies más comunes de pinnipedos. El final de las matanzas de focas y otros parientes que llevo a la especie al borde de la extinción durante el siglo XX, ha permitido que las islas del pacífico norte, dentro del círculo ártico, vuelvan a sostener poblaciones viables de este Oso marino. Tomé la foto en la isla de Saint Paul (archipiélago de las Pribiloff) en el Mar de Bering (Alaska) durante mi visita en Junio del 2008. La toma no va más allá de mostrar un retrato frontal de esta especie, igual que sucede en la del Pato picazo; mi archivo de fotos con aceptable composición no es tan extenso como para subir dos al día y por eso las voy alternando con una labor documental de difusión sobre aves y otras maravillas vivas de la naturaleza.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 y trípode

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Norma Betty Lago
    Muy buena exposición en esos negros que logra detalles, y con la compo, si fuera por eso no podría subír más de una por bimetre con mucha suerte, claro que no me pongo de ejemplo de nadie
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Una especie imponente... montaña de peluche si, pero a ver quien se acerca a peinarlo. Buenos viajes te has dado, envidia sana me invade... Saludos!
  • hace 7 años
    marta Liber
    Me maravilla ver la cantidad de sitios tan interesantes que has visitado y qué buenos documentos lograste. Gracias por mostrarlo!
  • Jejejeje, me resulta imposible no ponerme antropomórfico con este personaje, casi le pongo nombre jeje. Está genial aunque no sea una super foto
    • Salvador Solé Soriano :hace 7 años Sí que es todo un personaje y pienso que ponerse antropomórfico es lícito cuando se trata de una broma o un juego; otra cosa es creerte de verdad que esos ojos te miran con genuina pena, ternura, indignación etc... Ahí es donde me pongo crítico (y aun así, esa es una actitud subjetiva particular mía).