FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Con esta especie termino mi disperso reportaje sobre el trío de ostreros propios de Sudamérica. El Ostrero negro sudamericano (Haematopus ater) es residente en las costas patagónicas del Atlántico hasta la altura de Península Valdés aunque en invierno sube por el litoral hasta el sur de Uruguay. En las del Pacífico alcanza el sur de Ecuador, siempre a orillas del mar. Se alimenta básicamente de lapas y mejillones que, como todos los ostreros, sabe abrir con el pico; si os fijáis, en la punta del mismo, allí donde éste es amarillo, se traslucen unas líneas más oscuras que corresponden a los nervios. Gracias a la sensibilidad que éstos proporcionan al pico, los ostreros pueden manipular con gran precisión los moluscos para abrirlos. Machos y hembras resentan idéntico aspecto y, de punta de pico a punta de cola, miden entre 43 y 45,5 cmts. Para disfrutar de una foto de cuerpo entero, os linko la de Norma Betty; www.fotored.es/foto/ficha/ostrero-al-paso-7845. La mía está tomada en un islote de la ría de Puerto Deseado (provincia de Santa Cruz, Patagonia argentina).

Cámara Nikon D2X con objetivo Sigma 50-500mms. f:5.0-6.3, a pulso. Iso:100 Exposición (v):1/400 de segundo Apertura (f):6.3

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 6 años
    marta Liber
    Aunque los tuve muy cerca nunca pude hacerles un retrato. Muestra bien los detalles, saludos.
  • hace 6 años
    Antonio Cuenca. vaya
    magnifico primer plano de este ave tan extraordinaria, me encanta el colorido del ojo y el del pico, te felicito, un saludo.
  • hace 6 años
    Norma Betty Lago
    Para mi es un ave difícil de permitir acercamientos, y lo has logrado de una forma estupenda, todos los colores tienen una tremenda información y el contacto visual aumenta su valor, felicitaciones
  • hace 6 años
    Jesús Barreda Carbó
    Coño! (con perdón) ¡Menudo acercamiento! Salut!
    • Salvador Solé Soriano :hace 6 años ¡Perdonado! Bien lo sabes tú tras (como mínimo y sin contar otros) el viaje a las Galápagos; fuera de nuestra península (víctima de alguna extraña maldición) es más fácil acercarse a las aves; no hay mérito en esta foto, pero vaaaaya gustazo. ¡Gracias por el comentario, Jesús!