Nota previa; como es una foto muy clarita, mejor verla con la "Bombilla apagada". En Abril del año pasado (2011) salí al mar desde el puerto de Roses (Figueres-Girona) con un barco contratado por SEO/BirdLife. Esta actividad, al igual que las que organiza el GEPEC desde Tarragona, está pensada para permitirnos gozar de la visión de las aves pelágicas, aquellas que rara vez se ven desde la costa. Tuvimos una mar llana como agua de lago y ocasión de retratar de cerca varias especies. Una vez más, en vez de optar por un primer plano, he escogido esta imagen de un lejano bando de pardelas mediterráneas (Puffinus yelkouan) que pasó a contraluz por delante de la proa. Tras reencuadrar el original y tratarlo con Niveles y Sombra/iluminaciones, me ha quedado una estampa bastante fiel a la realidad pero a la vez con un toque onírico. Y es que siento debilidad por estas aves que, tan ingrávidas como veloces, vuelan rasando juntas el agua, como notas de una fugaz melodía sobre un pentagrama invisible.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 a pulso desde embarcación.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Una toma muy bonita, las aves por debajo en ese mar de plata y esas montañas celestes adornando la zona superior. Saludos
  • Algunos se empeñan en mostrarnos hasta el color del iris de las aves que fotografían, lo que está muy requetebien, pero este tipo de tomas demuestra que hay otras posibilidades igualmente validas. Me encanta la toma, esa costa desdibujada al fondo esa luz... Preciosa