La familia Parulidae (mosquiteros del Nuevo Mundo) consta de más de 115 especies y ocupa casi toda Norteamérica, Centroamérica y la mitad septentrional de Sudamérica. En general, son aves pequeñas pero muy bonitas. La coronada (Dendroica coronata) es la quinta reinita que subo a FotoRed. Cría en bosques de la mitad norte de Norteamérica y pasa el invierno en la mitad sur, México, Las Antillas y Centroamérica. Solo es residente permanente en las montañas de la vertiente pacífica. De punta de pico a punta de cola mide entre 14 y 15 cm y mientras que los machos tienen el aspecto del que aparece en la foto, las hembras presentan tonos más apagados, pardos, con pintas negras menos contrastadas y las manchas amarillas un poco menores. Se alimentan de insectos todo el año si bien, en invierno, complementan su dieta con bayas y, en las Islas Bahamas, también sorben el néctar de las flores de Agave. El macho que os muestro está retratado en Alaska y pertenece a la subespecie D. c. hooveri.

Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 50-500mms. f:4.0 - 6.3 a pulso. Iso:400 Exposición (v):1/250 segundos Apertura (f):8

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 5 años
    Antonio Cuenca. vaya
    excelente y bella toma, me encanta la profusión de colorido de esta preciosa ave, te felicito, un saludo.
  • hace 5 años
    Norma Betty Lago
    Es una especie hermosa y para mi criterio la foto muy buena, yo aprecio mucho los entornos naturales, no es que no disfrute las fotos con posadero pensados y fondos limpios, pero ambas tienen su encanto
    • Salvador Solé Soriano :hace 5 años Sé que te gusta que el ave aparezca en un entorno donde tenga sentido. Lo considero una preferencia de lo más lógica cuando se retratan aves salvajes ya que son seres que se hallan ligados a un entorno al cual se han adaptado y por tanto dicho entorno es parte de lo que ellas son. Por otro lado, como buena perseguidora de dichas aves (las salvajes) sabes de sobras lo que cuesta pillarlas suficientemente iluminadas, en buena pose y sin obstáculos de por medio. Muchas de mis fotos (ésta, por ejemplo) no están calculadas, solo procuré documentar la especie y todo lo demás es casualidad. En ocasiones (como pasa con mi última foto (la de la Cogujada) el desenfoque de fondo es tanto que el bicho queda descontextualizado; eso tampoco está buscado. Por último están las tomas con escondrijo, comedero y posadero bien puesto; con ese control del entorno (muy apetecible) solo puedo retratar unas pocas especies y a mí me interesan todas. Gracias por tus comentarios, Nora.