FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

No redundaré aquí en el factor social, tema al que vari@s colegas de FotoRed han contribuido con sus comentarios a la foto “Bajo mínimos” (seis fotos atrás), gesto que agradezco. Con esta imagen prefiero llamar la atención sobre el partido estético que se le puede sacar no solo a una persona cualquiera si no incluso a una que no va a la moda, no pretende echarle glamour al retrato ni está, francamente, para demasiadas puñetas. Realizada en un instante y con permiso del sujeto, para la toma me limité a situarme de manera que el fondo no agobiase y la posición de la cabeza fuese elegante. La luz no tenía nada especial; era una zona de sombra en un día con sol velado. La calidad del detalle, el cariñoso tratamiento por zonas y el monócromo frío, son evidente obra de la edición, técnica con la que disfruto una barbaridad y que permite extraer mucho jugo aun a imágenes que, como esta, no pasan de meramente correctas. También me apetecía cambiar de estilo respecto al que empleé en la serie de retratos que mostré recientemente, entre étnica y fantasiosa. Como el protagonista es un mendigo (véase el texto de la foto “Bajo mínimos”) resulta imposible no meditar sobre la calidad de vida y la manera en que se reparte el caudal económico en nuestra sociedad. Por último, los tubitos de plástico para la respiración nos recuerdan lo bien que vivimos quienes no tenemos ninguna enfermedad o discapacidad que nos impida hacer vida normal.

Cámara Canon Powershot G12, a pulso. Iso:200 Exposición (v):1/60 de segundo. Apertura (f):3.5

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 4 años
    Curro Vázquez
    [b]Los surcos de la vida, vivida, le dan a este retrato un marcado contraste de texturas que desgraciadamente conozco. Buen pulso para este magnifico retrato. Saludos[/b]  
    • Salvador Solé Soriano :hace 4 años Bueno, si uno vive lo suficiente, acaba por arrugarse cosa mala y como la unica solución pasa por morir a los 35 años, mejor me arrugo. No sé qué vida a llevado Ángel Hidalgo, solo me consta que en últimos años no lo ha pasado bien. No obstante, por cierto nivel cultural que se le notaba y el sentido del humor, diría que no ha desperdiciado el grueso de sus años. Hacia el final, una jodienda u otra no dobla (cuando no se trata de una colección de jodiendas) y por eso, desde los 14 años, época de mis primeros textos al respecto, siento la responsabilidad de pasármelo bien para que nadie pueda quitarme lo bailado el día en que las limitaciones de todo tipo se ceben en mí, caminito del ocaso. Gracias por tu comentario, Curro.
  • hace 4 años
    Antonio Cuenca. vaya
    excelente y emotiva toma, que complementándose con la anterior de este entrañable personaje,nos dan una idea bastantev amplia de las miserias de esta sociedad, pues mientras se confeccionan presupuestos  con cifras millonarias, para proyectos que en la mayoría de los casos resultan inútiles para la sociedad pero altamente lucrativos para quienes los confeccionan, aquí tenemos un proyecto que con un minimo ?presupuesto y una alta dosis de humanidad aria que esta persona tuviera una vida algo mas placentera, te felicito por este proyecto de denuncia y por el trabajo de edición tan extraordinario, pues con el reflejas el sufrimiento y pesar que tiene soportar tu personaje, para mal vivir y arrastrar su pesada carga , me descubro ante ti y te doy un abrazo de solidaridad, un saludo.  
    • Salvador Solé Soriano :hace 4 años Hombre, Antonio, vaya pedazo hermoso comentario que me has hecho. Se ve en qué causas militas; pocas hay mejores. No me considero persona de gran dimensión social pero he conseguido no insensibilizarme del todo y supongo que se nota. ¡Mil gracias por tu comentario!
    • Antonio Cuenca. vaya :hace 4 años Hola Salvador, me acojo al derecho de replica, cosa que habitualmente no suelo hacer, pero creo que la ocasión lo merece, permiteme puntualizar que muchas veces no cuenta lo que pensamos de nosotros mismos, si no lo que piensan los demás y creo que es voto unánime que las denuncias como la tuya son  las que hacen que las cosas cambien, tienes que insensibilizarte como buen testigo de la lucha diaria que pasa por delante de nuestros ojos, pues de no ser así, los acontecimientos, mas sensibles nunca saldrian ?a la luz, no ay nada mas emotivo que el momento visto a trabes del objetivo de una cámara tras la cual   esta un gran profesional,que muchas veces tiene que ser duro y  insensible para captar y publicar hechos como los que tu muestras, un abrazo y un saludo.
  • hace 4 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Me encanta el retrato.. con esas texturas.. sin leer el comentario de esta foto y de la anterior "bajo mínimos", al verla, te brinda a imaginar que ha tenido una vida llena de experiencias y complicaciones.