Tirando de zoom desde lo alto del campanile de San Giorgio Maggiore (Venecia) capté este cuadro al atardecer de un frío día de Enero (2012). La estatua estaba esculpida en madera y luego chapada en bronce. Pero el agua entra por las junturas, pudre la madera y es así como, sumado a una ventolina o al más inusual golpe de cola de un dragón volador, perdió el brazo este santo guerrero que contempla el paisaje veneciano. Repararlo supone una notoria complicación logística debido a su inaccesibilidad en el ápice de una cúpula (http://www.fotored.es/foto/ficha/retorno-a-venezia-4799) así que debe llevar tiempo manco. Y el que le queda por delante…

Cámara Nikon D300 con objetivo Nikkor 75-300mms. f: 4.5-5.6, a pulso. Iso:200 Exposición (v):1/500 de segundo. Apertura (f):5.6

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • Pues mira que me gusta, al poner ese barco compensa la toma. Muy bien!!! :)
    • Salvador Solé Soriano :hace 3 años Aunque el sujeto de interés es la estatua, si no llega a ser por el juego que da el barco (un objeto móvil, actual y lejano: tres contrastes respecto a inmóvil, antiguo y cercano) no subo la foto. Buen ojo, Xavier.
    • F. Xavier Vilamanyà Prat :hace 3 años Merci
  • hace 3 años
    marta Liber
    Es una composición muy de mi gusto. El barco desenfocado le da un clima muy atrayente!
  • A veces una buena foto tiene muy pocos elementos bien conjugados. El sujeto en el primer plano con el fondo  desenfocado que aporta contexto y se contrapone al sujeto principal. vamos que muy buena!
    • Salvador Solé Soriano :hace 3 años Por los mismos motivos que expreso respecto a tus otros dos recientes comentarios, un millón de gracias, Miguel.