Muy buenas.., los pelos como escarpias me puso este pescador, el suelo estaba mojado, caía chirimiri y el hombre lanzaba, miraba y recogía, uuffff!!!, terminé de hacer la foto y me marché, no soportaba verle al borde del acantilado de esa manera y más con el vértigo que tengo. No penseis que la foto está recortada, en este caso me armé de valor por que la escena lo requería, me fui acercando poco a poco, clavé el trípode, mis pies quedaron inmóviles, el sitio donde yo estaba era un semicírculo que me permitía ver la base sin tener que acercame hasta el mismo borde. Me temblaron las piernas de verle y verme a mí, bueno al final pasó y aquí os dejo la imagen.., espero que os agrade.., saludos. V=0,5 seg., f=20, exposición manual, medición evalutiva, ISO 100, focal 47 mm y filtro polarizador.

Canon EOS 5D Mark II, objetivo EF28-135mm f/3.5-5.6 IS USM, trípode, nivel sobre la cámara y procesado con LR y PS.

José Arcos Aguilar

En fotored desde 03/09/2011

Ficha personal
  • hace 7 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Ya la captura te transmite esa sensación de magnificencia que tiene el acantilado en comparación con el minúsculo pescador, que parece luchar contra la naturaleza en un día nada plácido... y ya con el relato lo cuadras, yo que te conozco y se que tienes un vértigo irrefrenable, me sorprende que te arrimaras tanto. Una toma estupenda!! Un abrazo